Loading...
Fotografía Internacional

Un fotógrafo en la Casa Blanca

68708

 

 

Un fotógrafo en la Casa Blanca

 

Por Ulises Castellanos

 

Trabajar cerca del Poder nunca ha sido sencillo, ganarse la confianza de los hombres más poderosos en la tierra es todo un reto. Se vive en un contexto complejo, porque se trabaja en los pasillos de la envidia y la paranoia.

 

En este escenario, hacer fotos buenas, informativas y que reúnan calidad, calidez y originalidad, no es fácil.

 

Permítanme ocuparme este mes del trabajo de un extraordinario fotógrafo norteamericano ligado a la imagen del Poder.

 

Se trata de un colega dedicado a ser la sombra personal de Barack Obama; un verdadero artista de la lente, su nombre es Pete Souza y es el fotógrafo en jefe de la Casa Blanca para el presidente de Estados Unidos.

 

Es decir, todo lo que tiene que ver con la imagen del Presidente más poderoso del planeta, pasa por su mirada.

 

Nacido en 1954, de ascendencia portuguesa, está viviendo su sexta década y quizá la mejor etapa de su carrera como fotógrafo documentalista. Su trayectoria arrancó en los años setenta, cuando también era profesor de fotoperiodismo en la Universidad de Ohio.

 

Souza tiene un talento visual muy particular ya que desde mi punto de vista, sabe captar perfectamente esos instantes que humanizan al poder, y lo alejan del protocolo; Souza se mueve en una delgada línea visual que acerca al Presidente con su gente. Lo baja del Olimpo y lo retrata como si fuera uno más de nosotros.

 

Souza trabajó también para el presidente Reagan entre 1983 y 1989, sin embargo su mejor trabajo es ahora con la actual administración allá en la Casa Blanca.

 

Este norteamericano formó parte de la revista National Geographic cómo fotógrafo independiente, y casi 10 años participó en el Chicago Tribune desde donde cubrió la carrera presidencial de Obama y más tarde se derivó su libro “El ascenso de Barack Obama” publicado en 2008, que incluye fotografías exclusivas de la llegada al poder del primer Presidente negro de su país.

 

Este libro se colocó entonces en la lista de bestsellers del New York Times durante las primeras cinco semanas a partir de su lanzamiento.

 

Además de la escena política internacional, Souza ha cubierto historias en todo el mundo. Después del 9/11 en Nueva York, fue uno de los primeros periodistas en cubrir la caída de Kabul por allá en el 2001. Lo que refleja su pasión por la imagen y su adicción a la adrenalina.

 

Pocas cosas en la vida generan más emoción que trabajar en un momento histórico para tu país desde cualquier trinchera.

 

Pete Souza logra una “intimidad” con Obama que nos acerca de una manera insólita a los pasillos de la Casa Blanca, a sus encuentros con otros líderes mundiales, celebraciones y a la cotidianidad relativa con su esposa y a sus hijas.

 

Allí está como ejemplo una de sus imágenes donde se ve a Obama solito en el avión Presidencial el 19 de febrero de este año, rumbo a México frente a su laptop. Las imágenes con su esposa, con sus colegas y sus viajes por todo el Mundo, su mirada, sus gestos, momentos de convivencia casual o la seriedad del caso.

 

Pete Souza se aparta completamente de la foto típica del “templete” y los infinitos saludos entre políticos, para mostrarnos un presidente más cerca de lo humano que de la frivolidad.

 

Souza ha sido conferencista en el Museo Smithsonian de Historia Americana, en la Universidad de Harvard, también en la de Ohio y la Universidad de Kansas.

 

Nació en la ciudad de South Dartmouth, Massachusetts, se graduó con una Licenciatura en Ciencias en la Comunicación Pública de la Universidad de Boston y recibió su título de Maestría en Periodismo y Comunicación de Masas por la Universidad Estatal de Kansas.

 

Por supuesto, Souza ha expuesto en diferentes espacios y en la Academia Naval de EE.UU., entre otros lugares como la Universidad de Boston y el Club Nacional de Prensa en Washington; ha ganado distintos premios de fotoperiodismo en los Estados Unidos a lo largo de varios años.

 

Se trata pues de un ejemplo internacional de lo que se puede hacer con la Imagen del Poder y el Poder de la Imagen cuando se tienen imaginación, talento y sensibilidad a flor de piel.

 

Si quieren ver más fotos de este extraordinario fotógrafo asómense a su página personal en petesouza.com