Loading...
Sin categoría

El País a velocidad internet

 

elPais5ElPais1                                                             ElPais3

 

El internet sigue haciendo de las suyas, y esta vez el periódico español El País ha logrado entender los cambios que el oleaje de más de 3mil millones de usuarios a nivel mundial están buscando día a día entre páginas y redes.

Con sede en Madrid, El País está por cumplir sus primeros cuarenta años en el mundo del periodismo, y dentro de todo este tiempo ha sabido adaptarse a los cambios que el usuario exige a través de las nuevas herramientas de comunicación.

Para muestra basta un botón, las cuentas nos dicen que en el año de 1976, El País surgió como un diario pro democracia después del franquismo en España con el objetivo claro de ofrecer un periodismo con autonomía narrativa.

Un par de años después de haberse iniciado, se consolidaron como el primer diario en publicar un Libro de Estilo, un manual que haría cambios en el periodismo, por el simple hecho de escribir y puntualizar lineamientos de calidad en su redacción.

Veinte años después, decide saltar al reto de atraer lectores a nivel mundial a través de la www. Bien sabemos que el primer diario impreso en convertirse en digital fue el Daily en Oklahoma en el 63. Pero no fue hasta el 94 que el New York Times también se sumó al grupo de los visionarios.

El País inició con su publicación digital en el 96 rompiendo el esquema de solo llegar a su nación. Entendió que el internet se convertía en una carretera sin stops, sin casetas, sin distancias.

El periodismo comenzó a cambiar en su estructura, en su narrativa y en su presentación. Ya no era lo mismo ver cada página con sus cinco columnas, la imagen en pequeño y sobre todo, ya no era necesario ir al puesto de revistas a buscar el diario.

En el 2000 ya teniendo más claro que el número de sus lectores no eran únicamente europeos, migraron del dominio elpais.es a elpais.com.

Lo fantástico de este periódico que en lo personal, vengo siguiendo desde el 98 cuando ya tenían el sitio en internet, es la forma en que narra, en que presenta, en la importancia que le dan a ser claros y tajantes.

Aquí no hay circo, maroma y teatro. Van al tema, se basan en hechos, el periodismo interpretativo en muchas de sus piezas te da una lectura exquisita hasta trasladarte al lugar de los hechos.

Siempre su segunda página fue la sección internacional, y la mayoría de las veces la foto casi a doble página era impactante. Logran ese orden entre la imagen y el texto. No hay texto sin foto y no foto sin texto.

Como todos los medios que experimentaban la vida en el nuevo mundo llamado “internet” comenzó a resentir en cifras, la compra de números impresos y un aumento en los lectores globales. En el 2002 decidió cobrar por acceder a su contenido digital, y como lo indican las estadísticas, fue un fracaso.

Los lectores tienen todo el contenido posible con un click, y el hecho de ponerles un costo no ha sido nunca un buena decisión. Ellos lo entendieron y tres años después, el 3 de junio del 2005 decidieron abrir sus páginas al mundo entero.

En el 2007 continuó con cambios de formatos y de contenidos, y dado el impacto global de su periodismo, decidieron sustituir el lema “Diario independiente de la mañana” por “el periódico global en español”.

En fin, en la dirección y en la redacción del periódico no han temido nunca por renovarse. Son el ejemplo claro del lema “Renovarse o Morir” y es que hoy en día el temor de saltar al espacio global, a romper paradigmas y barreras de idioma pareciera para muchos un tema complejo a tratar.

Hoy en 2015, El País tiene tres ediciones, la que aparece para la gente en España, para quienes habitamos en América Latina y la versión brasileña. Aunque cabe destacar que en su web ya incluyen una sección en inglés con las principales noticias publicadas.

Hoy vuelven a hacer de las suyas con un cambio más, con una renovación total en sus páginas. El impreso se vuelve más accesible a la vista, y es que todos sabemos que hoy en día ya no tenemos tiempo de nada, dicen por allí que pasamos más tiempo conectados pero tampoco nos sirve de mucho para ser altamente productivos.

Screen Shot 2015-05-11 at 2.21.23 PM

Basta saber que en nuestro país, más del 65% de los mexicanos estamos conectados, pero la búsqueda más constante es de videos y el objetivo es chismear. Esto como un dato extra de nuestras carencias por mantenernos informados.

El País en su más reciente Libro de Estilo, publicado el año pasado habla claramente de la fuerte irrupción del internet en el ecosistema periodístico y sabiendo esto han re establecido los parámetros de informar bajo: la velocidad y la prontitud.

Cito:

“El lector del siglo XXI se entera de cuanto está ocurriendo en el mundo en ese momento a través de medios que ofrecen información instantánea”.

Son un claro ejemplo de que la información que justo en este momento leemos, a la hora de irnos a la cama ya es vieja y no se diga cuando despertamos y abrimos el mismo portal de noticias para saber qué ha sucedido.

El País con más de 16 millones de lectores en internet, incursionó en las redes sociales desde el 2007 con Twitter en donde al día de hoy cuenta con más de 4 millones de seguidores y en la red social de mayor alcance Facebook, lleva un 1´671,803 Likes.

Hoy sus páginas impresas son detalladas, son más limpias y el ojo registra un mayor orden. El espacio para la imagen se extiende, lo cual es una belleza, porque la fotografía de este diario en particular siempre ha tenido un gran trabajo de edición.

Por ejemplo, la segunda página ya no es la sección Internacional, ahora veremos una de las tendencias más fuertes en el periodismo: La opinión. Ahora tiene ese ritmo visual como El País Semanal.

ElPais2

El cambio principal, más allá de su estructura y de re acomodar un subgénero periodístico con otro, es la visión de los de allí adentro para ubicar día a día la información que merece nacer y morir en la web, porque para el impreso ya no tendrá más capacidad de respiro. Ese es el periodismo de hoy.

Ya no leemos de la misma forma, ya no buscamos con la misma intensidad. Queremos navegar los impresos, como lo hacemos en nuestros móviles o en gadgets. La información la leemos aquí y allá, un poquito de ellos y otro poco con los otros, nos distrae una notificación nueva y alguien está publicando en Twitter. Así de rápido nos perdemos.

El País apuesta a un balance nuevo de información, esta vez, dándole mayor peso a su espacio global y después al impreso. No es el periodismo el que cambia, es la manera en hacerlo y mantenerlo.

Estos tiempos nos obligan a cambiar y los que se renueven vivirán, los que no… Solo serán estadística.

Felicidades a la gente de El País!!

Su Fan.

 

Laura Garza

México, 2015

@lauragarza